Spread the love

El último aumento se había registrado el 22 de agosto cuando las compañías coincidieron en un porcentaje promedio de 7,5%.

Raizen Argentina, licenciataria de la marca Shell, a partir de este sábado aumentó los precios de los combustibles un 6% promedio en todas sus estaciones de servicio del país. Se sumó al incremento anunciado para las estaciones de servicio de YPF. Es un anticipo de lo que se espera que ocurra con el resto de las petroleras.

 El último aumento se había registrado el 22 de agosto cuando las compañías coincidieron en un porcentaje promedio de 7,5%. Esta actualización de precios se origina en primera instancia por el aumento de los impuestos a los combustibles IDC e ICL y el incremento de los precios de los biocombustibles.

Shell informó que el aumento en los surtidores también responde a la variación del tipo de cambio oficial que afecta el precio de las materias primas utilizadas para la producción de combustibles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *