Spread the love

Estaba previsto que esté operativo desde el viernes último pero no se alcanzó a determinar qué productos integrarán ese programa de financiamiento. Desde APICC, Enrique Collantes, dijo que hay confusión y que es desprolija la postergación.

El plan nacional para la financiación y compra de electrodomésticos en 30 cuotas, conocido como Ahora 30, comenzará a regir recién desde mañana, a pesar de que el Gobierno nacional lo había anunciado para el viernes último.


La postergación de la entrada en vigencia generó una suerte de confusión entre los particulares y los comerciantes, a quienes les consultaban sobre las facilidades de pago y estos no sabía qué responder. Al respecto, época preguntó al titular de la Asociación de la Producción Industria y Comercio de Corrientes (APICC), Enrique Collantes, por esta situación.

«Recibimos la noticia de que todo comienza el lunes. La verdad es que es muy desprolijo que se anuncie la entrada en vigencia de un plan grande así y que después tengan que posponerlo porque no saben cuántos comercios o empresas se sumarán», sostuvo el referente empresarial.

En esa línea discursiva añadió que «para mi está mal encarada esta propuesta y, si el Gobierno quiere lanzar un programa realmente popular debe tener en cuenta a todos los rubros, no sólo a los electrodomésticos. Porque todos necesitamos vender y la gente no necesita sólo electrodomésticos o celulares.
Según lo que se pudo saber ayer, la Secretaría de Comercio será la encargada de difundir el listado de productos detallado, así como también los precios de venta al consumidor acordados y los puntos de venta.
Por otra parte, Collantes graficó que «esta propuesta está pensada para las empresas grandes, las medianas y chicas no se si podrán sumarse con tanta facilidad. Insisto en que sería de mayor provecho para todo el arco mercantil que las 30 cuotas sean para todos los rubros».
Requisitos y términos
Si bien ya se establecieron los requisitos, términos y condiciones que deben cumplir los sujetos interesados en participar del acuerdo no se alcanzó a determinar qué productos estarán contemplados.
Asimismo, se aprobaron los modelos de convenios a ser suscriptos con las entidades proveedoras o vendedoras de los productos que integran esa iniciativa para facilitar su puesta en marcha.
El plan incluye heladeras, lavarropas, celulares, televisores y aires acondicionados de bajo consumo, de producción nacional y con precios congelados durante 90 días.
Por su parte, los usuarios podrán adquirir los bienes toda vez que el precio de venta al público sin intereses no supere los $200.000 y contarán con un financiamiento de 30 cuotas fijas mensuales.
Entre las empresas que ofrecerán la posibilidad de adquirir electrodomésticos en 30 cuotas estarán Samsung, BGH, Newsan (LG, Hisense, Noblex, Motorola y Philco) y Novatech. De la iniciativa participarán también bancos nacionales, cadenas con locales físicos y asociaciones de bancos.

Los proveedores o comercios en las operaciones realizadas a través de tarjetas de crédito podrán elegir cobrar en un plazo de 60 días corridos con una tasa máxima de descuento del 37,79% directa, o en un plazo de hasta diez días hábiles con una tasa máxima de descuento del 41,31 % directa, para las ventas realizadas con la modalidad 30 cuotas.
Las tasas directas resultan equivalentes a una tasa nominal anual del 48%, la mitad de la que actualmente rige en el sistema financiero.
Así, se entenderá por «Empresas de Venta al Consumidor» a aquellos comercios que venden al consumidor final bienes alcanzados por el «Plan 30 cuotas», y por «Empresas Proveedoras» a las entidades proveedoras de los productos.
El programa de 30 cuotas se suma a uno de 42 cuotas destinado a jubilados que se pondrá en marcha en noviembre, con la misma oferta de productos electrodomésticos.

En principio, según indicaron desde Frávega, entrarán todas las marcas y productos que ya se ofertan -incluyendo los comprendidos dentro del programa Ahora 12-, ya que el corte «no es por marca sino por precio y origen».
En ese sentido, el límite del valor de venta de los productos será de $200.000, con un tope máximo de precio cupón –es decir, incluidos los intereses- de $400.000, lo cual según Almeida permitirá «comprar los productos financiados» sin dificultades con los límites de crédito en las tarjetas.
El tope excluirá a gran parte de los televisores de más de 58 pulgadas al igual que los celulares de gama alta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *